Tarta de cebolla de Alsacia



Esta receta evidentemente francesa es mi preferida. El sabor de una buena mantequilla en la masa y el aroma de la cebolla caramelizada a fuego lento hacen que con esta tarta se pueda realmente conquistar el estómago (y el corazón) de cualquier "gourmet".



Ingredientes y preparación de la masa:
125 g de harina refinada
125 g de harina integral
½ cucharadita de sal
125 g de mantequilla de buena calidad, muy fría y cortada en daditos
2-3 cucharadas de agua helada
Antes de empezar, pon un vasito con agua en el congelador para que se enfríe bien. En un bol grande, mezcla la harina y la sal. Añadir la mantequilla bien fría, cortada en daditos. Trabajar la mezcla con dos cuchillos, cortando la mantequilla como si fueran unas tijeras y mezclándola con la harina, o bien mezclar con la yema de los dedos hasta que parezcan migas de pan. Haz un hoyo en el centro de la mezcla y añade dos cucharadas de agua bien fría, mezclándolo todo rápidamente con un cuchillo. La masa estará suficientemente húmeda cuando una pequeña cantidad se quede pegada entre tus dedos. Si está muy seca, añadir un poco más de agua fría, procurando no añadir demasiada, lo que haría la masa demasiado dura.
Con una mano, amasar las migas de masa hasta formar una bola lo suficientemente compacta como para que no se deshaga, pero procurando no trabajarla en exceso. Aplastar suavemente la bola y envolver en papel de aluminio o de plástico. Reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos antes de estirarla con el rodillo. Antes de estirarla puede amasarse un poco más.
Untar con mantequilla un molde de tarta y espolvorear con harina. Estirar la masa con el rodillo, sin que quede demasiado fina, y cubrir con ella el molde. Pinchar el fondo de la masa con un tenedor y cubrirlo con papel de aluminio o con papel vegetal. A fin de que en el horno no se levante la masa, cubrir el papel con alubias o garbanzos secos, que podrán recuperarse después. Meter la masa en el horno fuerte durante unos 10 minutos o hasta que los bordes estén dorados. Retirar y reservar.
Sugerencias: esta deliciosa masa casera de tarta podreis rellenarla de cualquier mezcla de verduras que os apetezca. Es tan sabrosa que no necesitais elaborar demasiado los rellenos para crear platos magníficos.

Ingredientes y preparación del relleno:
450 g de cebollas (4 o 5 cebollas medianas)
85 g de mantequilla
2 yemas de huevo
2 cucharadas de nata líquida
sal, pimienta negra molida y nuez moscada rallada
En una cazuela, saltear las cebollas cortadas a rodajas (no importa el grosor) en la mantequilla durante 30 o 40 minutos, con la cazuela tapada y agitando la cazuela de vez en cuando sin destaparla, agarrándola por las asas. A continuación, subir el fuego, destapar la cazuela y dejar que se evapore el líquido de las cebollas, para que acaben de caramelizarse, durante 2 o 3 minutos. Dejar enfriar.
Mezclar con las cebollas las 2 yemas de huevo, la nata líquida y sazonar con sal, nuez moscada y bastante pimienta. Verter sobre la masa que preparamos antes y llevar al horno medio durante unos 20 minutos. Servir caliente o fría.
________________________________________