PAN DE JAMON


Ingredientes:
2 kilos de harina de trigo
350 gramos de mantequilla sin sal
1 litro de leche
1 kilo de jamón cortado en rebanadas
250 gramos de tocineta rebanada
250 gramos de pasas
500 gramos de aceitunas sin semilla
Azúcar
Sal
250 gramos de papelón
2 cucharadas de levadura granulada
1 huevo
Agua

Preparación:
Se entibia 1 1/2 taza de agua y se disuelve en ella 1 cucharadita de azúcar.
Se vierte el agua tibia en un recipiente mediano y se agregan 2 cucharaditas de levadura granulada.
Se cubre con un paño y se espera 15 minutos hasta que la levadura crezca.
Se calienta la leche, sin que hierva, y se disuelven 250 gramos de mantequilla, 1 cucharada de sal y 1 de azúcar.
Sobre la tabla de amasar se mezclan 2 kilos de harina con la leche y la levadura disuelta en agua. Es recomendable revolver con las manos y agregarle leche y harina si es necesario, hasta que la masa no se pegue en los dedos. Se hace con la mezcla una bola, se comienza a masar estirando y plegando la masa, haciendo presión con la base de la mano, hasta que desaparezcan los grumos. Se deja reposar por una hora cubierta con un paño húmedo, evitando que la tela toque la masa. LA bola debe duplicar su volumen. Luego se amasa nuevamente. Con un cuchillo se corta en cuatro porciones iguales. Con un rodillo se amasa bien cada bolita estirándola hasta lograr un rectángulo muy delgado. Se cortan las partes irregulares y se cubre la masa con un poco de mantequilla.


Se coloca una capa de jamón para cubrir la masa sin que llegue a las orillas, se distribuyen las pasas, las aceitunas picadas, y se ponen lonjas de ticineta en el medio y en los extremos.
Con el agua en la que han remojado las uvas, se humedece el extremo inferior de la masa, por donde se va a cerrar el pan. Se enrolla el pan, cuidando que la unión de la masa quede hacia abajo al final. Se pone en una bandeja metálica enmantequillada y con un tenedor se abren pequeños huecos. Los extremos deben apretarse bien para que no se salga el relleno.
Se mete al horno previamente calentado a 230 grados, hasta que esté doradito.
Se disuelve papelón en un poco de agua caliente para preparar un melado espeso.
Se cubre con la preparación los panes cuando estén empezando a dorarse. Se vuelven a poner en el horno. Al estar listos se sacan y se dejan reposar por unos 20 minutos.