Recetas Arroz

ARROZ CON LECHE
Ingredientes:
1 taza de arroz
4 tazas de leche
1 trozo de canela (si es molida una cucharada de café)
1/2 cucharada de café de extracto de vainilla
1 taza de azúcar
2 cucharadas soperas de pasas (opcional)
Preparación:
Remoje el arroz en agua fría (15 minutos). Escurra y póngalo a cocer a fuego muy bajo en 2 tazas de leche con el trozo de canela.
Cuando se cueza, añada el resto de la leche, la vainilla y el azúcar y revuelva de vez en cuando.
Al espesar retire del fuego y vacíe en una fuente. Adorne con pasas. Refrigere. Espolvoree con canela.
(Puede acompañarse con dulce de leche, cáscaras de naranja confitadas, chocolate en rama, etc).
(También puede servirse caliente: colocar en el horno con un trozos de margarina encima hasta que se dore ligeramente, puede colocarse coco rallado, antes de hornear).


CROQUETAS DULCES DE ARROZ

Ingredientes:
1 taza de arroz lavado
2 tazas de leche
2 huevos
1 taza de pan rallado
1 taza de azúcar
1 cucharada de café de canela en polvo
Aceite
Preparación:
Mezcle la leche con la mitad del azúcar y una taza de agua. Cueza el arroz en esta mezcla.
Retire del fuego y extienda en una fuente para que enfríe.
Bata los huevos.
Forme las croquetas con el arroz, páselas por el huevo batido y por el pan rallado.
Fríalas. Después páselas por el resto del azúcar mezclada con la canela en polvo.


ARROZ A LA CUBANA
Ingredientes (para 4 personas):

400 grs de arroz, aceite, 1 diente de ajo, perejil, tomates fritos y sal.
Preparación:

En una cacerola coloque agua con un chorrito de aceite, el diente de ajo machacado, una rama de perejil y sal. Cuando rompa a hervir añada el arroz y lo deja un cuarto de hora (el tiempo de cocción dependerá del tipo de arroz), removiendo de vez en cuando para que no se aglutine.
Una vez hecho el arroz (no debe quedar duro pero tampoco hecho una pasta) se procede a colarlo.
Se añaden los tomates fritos.
Se sugiere acompañar con huevos fritos, salsichas fritas, etc.


PAELLA

Existen tantas recetas para hacer una paella como españoles.
La más famosa paella es la paella valenciana.
Los ingredientes de la paella son variados, y dependen de lo que se tiene alrededor. En la zona de Valencia existían muchas huertas que proveían de verduras frescas, y era habitual la cría de aves y conejos. Además de los arrozales, la cercanía de la albufera hacía posible añadir a la paella productos de la caza, y la cercanía al mar, de pescados y mariscos.
El aceite de oliva de esta región es excelente, como en toda región lindera al Mediterráneo. Se recomienda usar aceite virgen.
En la lengua valenciana, a la sartén se la llama paella, y a la paellera, paellera.
Ingredientes:

Además de arroz, aceite, sal, especias (fundamentalmente azafrán), puede llevar:
Carnes blancas, pescados (no aconsejables) y mariscos.
Alcahuciles, arvejas, habas, morrones, hongos, tomates.

Paella valenciana: Pollo y/o conejo, tomate, garrofó (porotos regionales), arvejas, pimentón dulce, aceite de oliva, azafrán, arroz.

Paella de mariscos: Admite todo tipo de mariscos, además de los ingredientes indicados para la valenciana.

Ingredientes (para 6 personas):

2 tazas de arroz.
2 kg de mejillones o cholgas.
1/4 kg de almejas, o berberechos, o vieyras, etc
2 pechugas de pollo (peladas) o conejo, o mollejas, o cerdo.
2 cebollas, picadas.
1/4 kg de arvejas o habas frescas o espárragos blancos (peladas/os).
1/4 kg de langostinos, o camarones, o centolla, o cangrejo (pelados).
1/2 kg de calamares o pulpo limpios.
1/2 kg de calamaretes o pulpitos.
1/4 kg de morrones de cualquier color, o de varios colores (sin piel) en tiras.
Champignones (o hongos frescos).
1 sobre de azafrán (si es en rama, calentar cerca del fuego, en un papel blanco y machacar).
Aceite de oliva, sal, algún otro condimento.


Preparación:

En una paella, después del punto del arroz, lo más importante es hacer un buen caldo, aprovechando el agua de cocción de los mariscos, en el que se deben cocinar las caparazones deshechadas de la limpieza de los crustáceos.
Es conveniente hacer un caldo en el que predomine el gusto de los crustáceos. De poder contar con suficiente caldo, deshechar el de otros mariscos.
Los mejillones deben cocinarse con muy poca agua (que servirá para el caldo). Reservar algunos para colocar frescos con una valva, para decorar la paella, al igual que dos o tres langostinos.
Colar el caldo. Se utilizarán 4 tazas.
Freír la cebolla, hasta que esté dorada. Freír los morrones en tiras. Freír en trozos las carnes blancas (no se deben freír mucho tiempo), los calamares (después de hervirlos y cortarlos). No freír calamaretes, si son pequeños, ni champignones, ni arvejas frescas.
Pueden freírse unos ajos, cortados en láminas (sólo 2 o 3 dientes).
Agregar al caldo el azafrán. Puede agregarse alguna especie, o pimienta, pero en muy poca cantidad. Se recomienda no condimentar. Salar.
Se pueden colocar tomates (deben pelarse, pasándolos por agua hirviendo se quita su piel).
En la paellera se coloca el arroz (en algunas recetas se recomienda freír el arroz previamente), el caldo y los demás ingredientes.
Se coloca sobre un buen fuego. Se puede remover sólo los primeros 5 minutos de cocción.
Cuando el arroz esté listo (y esto depende del tipo de arroz)*, se quita el fuego o se retira del fuego. Es preferible quitarle el fuego, para no mover. Se debe entonces tapar, para que se termine su cocción, por unos diez minutos. Esto permitirá que terminen de cocinarse los granos de arroz de la superficie, y que se intercambien mejor los sabores, en el vapor producido.

* Se debe probar el arroz. Las sucesivas paellas que realiza un mismo cocinero, hacen que pueda ajustar la técnica para determinar con mayor precisión el momento oportuno de servir la paella.
Es de señalar que además del tipo de arroz, otros parámetros inciden en su cocción, como por ejemplo, el lugar donde se realice la paella (altura sobre el mar)).